sábado, 29 de junio de 2013

A la Inmortal.

No lo eres todo

pero curiosamente
sin ti no soy nada.

No sé qué hago
tras algo que ignoro
si existe,

y si acaso existe
lo hace con la fugacidad
de los días de verano,
que siempre vuelven
pero nunca viven
para contarlo.

Y qué vida más vacía
cuando no me haces beber
destilados de poema
y girar en sentido antihorario
(hasta que nos den las seis),

y qué poco me quedaría
si no supiera
que estás ahí
aunque te vayas con otro,
maldito colibrí,

y qué tristeza
y qué felicidad
eso de tenerte cerca
aunque no estés
a mi lado.

Porque contigo
dejé de creer en el "siempre"

para amar
el "de vez en cuando".

Tú,
cambiando el mundo
que resbala bajo tus pies.

Tú,
con sus consecuencias.

2 comentarios:

  1. Hola!! Por tus entradas, has recibido el premio dardos. En esta entrada http://diamantesyburbujas.blogspot.com.es/2013/07/premio-dardos-gracias.html te pone las instrucciones y lo que hay que hacer. Un beso :)

    ResponderEliminar